U2 y el IEM

IEM, o in ear monitor, es una forma de monitoreo para situaciones de música en vivo que U2 ha usado desde (si no mal recuerdo) PopMart ZooTV Tour cuando los monitores en el escenario desaparecieron.

Era muy común ver fotos de Adam Clayton sin los monitores o con éstos colgados sobre el cuello (tal vez se estaba acostumbrando o tal vez no le gustaban). Las dos grandes ventajas son de espacio, ya que los escenarios quedan con mucho mayor espacio (los monitores convencionales son del tamaño de amplificadores medianos y, en ocasiones, se colocan tres: frente, izquierda y derecha) y, hasta cierto punto, económica, ya que, si bien el sistema de transmisión y recepción no son económicos, la durabilidad, ligereza son superiores, así como el hecho de no tener que transportar, cargar, colocar y retirar kilos y kilos de monitores cada noche de concierto.

Foto: Bono con monitores de oído, Adam sin ellos.

 

Los monitores, al ser personales e individuales (incluso moldeados dentro del mismo canal auditivo del usuario), permiten que cada integrante del grupo tenga su propia mezcla de audio y por eso, cuando se liberar grabaciones IEM, existen diferentes versiones:

Edge Mix (usualmente, con la guitarra más presente)

Bono Mix (voz, guitarra y ritmo, poco bajo)

 

Un aspecto extra, que es un efecto secundario del uso de los IEM y que U2 utiliza desde Elevation Tour, es un sistema de conteo, metrónomo e instrucciones durante todo el show en el que se les indica, principalmente a Bono y Edge cuando comenzar a tocar, cantar, hacer un cambio, una pausa o el final de una canción. Esto disminuye muchísimo la posibilidad de incluir snippets o improvisar o extender canciones sin embargo cuando antes, la señal inequívoca de “voy a ignorar el metrónomo o las instrucciones de tiempo” era quitarse los monitores de oído y hacer lo que les diera en gana, me parece que actualmente el conteo, el monitoreo, los intros que ayudan a Larry a mantener un ritmo constante están controlados o, dicho de otra forma, se activan y desactivan manualmente y el “narrador” está pendiente de la ejecución de la banda en todo momento, porque hay ocasiones que, comparando grabaciones IEM de este tour más reciente, no todo ocurre exactamente igual y Bono sí tiene mucha más libertad y flexibilidad de modificar, extender, repetir, recortar partes.

Las mezclas de The Joshua Tree Tour 2017 me han impresionado porque, escuchando la increíble grabación de Berlin todo indica que ahora existe una mezcla estéreo, cuando en Popmart y Elevation Tour eran exclusivamente mono y, he notado muchísimos detalles de mezcla y efectos en vivo que, estando en el concierto, no escuché a detalle. No es inusual que haya mezclas, paneos o aplicación de efectos en conciertos, Robert Plant activa o desactiva sus efectos de delay o echo el mismo, pero es más interesante y habla bastante del cuidado que se ha puesto en la producción del show cuando estos efectos ocurren casi de manera transparente.

En el IEM de Berlin 2017 se pueden escuchar instrucciones como:

Bono 2, 3, 4

Band 2, 3, 4

Ending 2, 3, 4

Verse 2, 3, 4

En las grabaciones de Elevation Tour en las que se comenzó a utilizar el conteo, el shaker presente durante toda la canción, las indicaciones del “narrador” y U2 apenas se adaptaba, se puede notar y escuchar la resistencia que tenían la cambio y una notable pérdida de soltura y liberad musical y de ejecución, mucho más durante los primeros shows de la gira. Basta comparar el show en Irving Plaza contra los 10 primeros shows de la gira para notar como, principalmente Bono, se nota más concentrado en poner atención y escuchar sus instrucciones, que en dar el show al que está acostumbrado a dar.

Actualmente, tanto U2 como sus ingenieros de sonido han logrado un manejo excepcional del metrónomo, instrucciones e improvisación necesarias e indispensables en shows en vivo.

Se acerca el fin de esta fiesta llamada “THE JOSHUA TREE TOUR 30 ANNIVERSARY”.

 Hoy inicia ese sentimiento de melancolía y las clásicas preguntas que se dan cuando U2 termina un tour: “qué sigue ahora”, “con qué nos irán a sorprender”, “cuándo saldrá el próximo disco”, “cuándo anuncian su próximo Tour”.

La fiesta de Aniversario del álbum del JOSHUA TREE está a punto de terminar y nos deja el afianzamiento de muchas amistades  así como nuevas que se dieron gracias al gusto por la banda.

Una fiesta de aniversario maravillosa para aquellos que crecimos con la música de este excelso álbum y que nos dió también el setlist soñado escuchando “Bad” en vivo o “One Tree Hill” o a Bono dándo todo de si como si no hubieran pasado treinta años en una gran interpretación de “Exit”, haciéndonos confirmar el porqué de nuestro gusto por U2.

Así las cosas, U2 comienza éste jueves una serie de cuatro conciertos en São Paulo, en el estadio de Morumbi, con el que se pondrá fin a este Tour lleno de energía pero sobre todo nostalgia.

Es un hecho que los fans estaremos pendientes para ver si hay alguna sorpresa durante cualquiera de los cuatro conciertos a realizarse en São Paulo, no sólo en el setlist sino para ver si hay alguna noticia nueva por parte de la banda.

Así que amigos… Como en fiesta mexicana, aprovechemos al máximo las últimas horas de este festejo de aniversario antes de que nos apaguen las luces!

 

 

 

Fotografía de BraSIL RIGOTE

Argentina (stay faraway so close), tan cerca de U2 y tan lejos del mundial!

Como todos sabemos hoy U2 da el primero de sus dos conciertos en el país hermano de Argentina, pero también sabemos que la selección de Fútbol de esa nación hoy se juega la “vida” por el pase al mundial de Rusia 2018.

Está por demás destacar que uno de los sellos de esa nación es su pasión por el fútbol… comen fútbol, viven fútbol, sueñan con el fútbol! Parte de los administradores de esta página cuentan con buenos amigos en esa nación, grandes fans de nuestra banda U2 y apasionados  al deporte de las “patadas”; y hace unos días al contactarlos para que nos comentaran cómo veían el ambiente con respecto a la próxima visita de la banda comentaron estar más que emocionados, pero sobre todo de forma un tanto en broma comentaban que se podría vivir una situación chusca en el primero de los conciertos de la banda, ya que a la misma hora de realizarse se desarrollaría el partido entre Argentina y Ecuador por la clasificación al mundial de Rusia y lo chusco sería que muchos durante el concierto traerían puestos sus audífonos para no perderse ni un detalle del juego y que lo mejor sería que en plena actuación de la banda los Argentinos gritaran y festejaran un gol. Que loco no?

Hoy ha trascendido en algunos medios que el empresario Daniel Grinbank, responsable de cada una de las cuatro visitas de U2 a la Argentina, y quien es tan futbolero como cualquier otro argentino le realizó una singular propuesta al mánager de la banda irlandesa: que en el Estadio Único pueda verse el partido entre Ecuador y Argentina. “Les propuse que después de Noel Gallagher , que sale a las 19, televisemos el partido de Argentina y que luego toque U2 -cuenta Grinbank-. Ponemos cuatro pantallas, una en cada corner, y listo. ¡Te imaginás lo que va a ser el show si Argentina gana? Y si pierde al menos nos sacamos la amargura con un show de lujo. No puede salir mal”.

Pues así las cosas en Argentina fans en una encrucijada entre su banda favorita y su seleción nacional de futbol.

*con corresponsales en Argentina e información del diario “La Nación”.