Calaverita, de Pablo Ledezma

LA CATRINA ES MX

Cuatro chicos irlandeses, reunidos en una cocina.
Un anuncio los juntó, ese día y de por vida.
Adam, Larry, Paul y Dave, querían un nombre perfecto.
No fue Feedback ni The hype, fue U2 el que le pusieron.
Un concurso ellos ganaron, y empezaron la aventura.
Fue entonces que empezó, a seguirlos la huesuda.
Three, October, Boy y War escuchaba todo el día.
Era Sunday bloody sunday, ya su rola favorita.
Gloria, October, New years days, se sabía de memoria.
I will follow y Tomorrow, las cantaba a toda hora.
Pero Unforgettable fire, fue el disco que la hizo fan.
Era Pride la que gritaba y lloraba al escuchar Bad.
Luego vino el Joshua Tree y después el Rattle and hum.
La muerte se enamoró, al sonar With or with out you.
Larry, Adam y The edge admiraba de U2.
Pero cuando veía a Bono; decía; All i want is you.
Luego vino el Achtung baby, y quedó en shock con The fly.
Pero quedó boquiabierta, cuando pudo escuchar One.
Siguió todo el Zoo TV y después el Zoomerang.
Pero en México encontró a los más enfermos fans.
La cabeza le explotó, escuchando el Zooropa.
Pero luego vino el Pop, y el Pop mart era otra cosa.
Y esa noche de diciembre, cuando llegó al foro sol.
Al ver fans más grandes que ella, la catrina se enojó.
Y tuvo una idea macabra, de junior se disfrazó.
E hizo una travesura, que a U2 no le gustó.
Así que toda la banda, tristemente nos castigó.
Y para el tour Elevation, a México no visitó.
Elevation y Walk on, en vivó no nos tocó.
Ni Kite, ni Beautiful day y mucho menos New York.
Pero fue más el amor, entre México y U2.
Que después de muchos años, trajeron el Vertigo Tour.
En tres noches de locura, el Azteca se llenó.
Sonaron Miracle drug y Sometimes you can´t make it on your own.
Enojada, triste y celosa, así se sentía la parca.
No sabía porque U2 regresaba a nuestra patria.
Pero fue hasta el 360, con No line on the horizon.
Cuando pudo comprender, lo que aquí estaba pasando.
Y en un Moment of surrender, decidió todo olvidarlo.
Pues U2 son irlandeses, pero también mexicanos.
Ahora ella es muy feliz, ya no guarda más rencores.
Entendió que, para nosotros, U2… ¡son los mejores!
Ya tiene Songs of innocence y espera Songs of experience.
Se lanzo al Joshua tree Tour, y se unió a U2 MX.

Calaverita, de Luis López

Estaba la muerte en su sepultura pensando,

mientras “With or Without You” escuchaba,

que el día de los muertos ya se acercaba

y entonces a U2 ahora si se cargaba.

La huesuda hasta el Joshua Tree Tour esperó,

de los irlandeses sonaba la primera canción

y cuando en la pantalla el árbol apareció

la parca irrumpió con tremendo notición:

“¡Jalen con el bajo, las baquetas, los lentes y la gorrita

porque en el más allá, armaremos tremenda pachanguita!”.

Bono palideció, de Adam se abrazó y del susto se desmayó.

Larry suplicaba: “ ¡En Sexico déjame, calaca despiadada!”;

Edge no se asustó pues petatearse muy bueno lo hayó.

La flaca de gusto saltaba pues a U2 por fin se pepenaba.

Ahora en el camposanto hay largas filas de fans difuntos,

no les importa haber muerto si con U2 están todos juntos.

Desde sus frías tumbas ellos seguirán tocando

y el mundo entero sus canciones eternamente cantando.