Con dedicatoria especial a Victoria Soto, mi amor, mi inspiración y mi alegría al oírla tararear esta canción más de una vez.

¿Quién dice que el amor no es la cosa más dulce?  Hay quienes creen que no existe el amor, que es una simple condición de coincidencia o química con otra persona o peor aún que es una enfermedad. Es mi forma de pensar, pero ¿qué sabe una persona que dice que el amor no existe, cuando jamás ha cargado en brazos a un bebé y te llame papá? O bien ¿Qué sabe una persona que piensa que el amor no es la cosa más dulce, cuando se te ha olvidado el cumpleaños de tu esposa, y haces hasta lo imposible para que ella te perdone?

Bueno mis estimados lectores, eso, justamente le sucedió a Bono durante la grabación del disco The Joshua Tree. Olvidó el cumpleaños de su amada Ali Stewart. Después de que fuera publicado el cuarto álbum de U2, “The Unforgettable Fire” (1984), los compromisos laborales de Bono y compañía, estaban a su máximo esplendor. Participaron en el Live Aid, posteriormente participaron en un proyecto llamado Sun City, cuyo fin era oponerse al Apartheid que azotaba Sudáfrica. Luego comenzaron la gira “Conspiracy of Hope” y cuando esta gira terminó, Bono y Ali fueron a Nicaragua y el Salvador, para ver los horrores de la guerra civil centroamericana y de paso ir por ideas para el futuro quinto disco de U2.

Bono tenía mucha ambición, quería conquistar a los Estados Unidos. Sentía una gran pasión por la cultura estadounidense, se había enamorado de la música blues de quien recibió clases por parte de Keith Richards. Se hizo amigo de Bob Dylan, leyó a Truman Capote, y en una de las tantas aventuras americanas de U2, dieron con Zabriskie Point, en el valle de la muerte cerca de San Francisco, donde descubrieron ese famoso y ahora icónico Árbol de Josué. Luego de esto, The Joshua Tree fue grabado, los singles promocionados fueron todo un éxito en Estados Unidos, finalmente U2 lo había logrado, conquistó Norteamérica y también al mundo entero. Fueron portada en la revista Time, y lo más importante, los 4 integrantes de la agrupación estaban más que satisfechos con su obra de arte.

Todo era miel sobre hojuelas, pero era tanta la saturación que vivía U2 durante la grabación de The Joshua Tree, que Bono olvidó el cumpleaños de Alison. Casi le cuesta el matrimonio. Obviamente a Ali no le hizo absolutamente nada de gracia que a su marido se le olvidara fecha tan importante. ¡Por Dios! ¡Ninguna mujer en este planeta por muy estrella de rock que seas, jamás te perdonará que olvides su cumpleaños!!!  Así que Bono muy fiel a su manera de ser, intentó arreglar tremendo olvido componiendo una canción:

Sweetest Thing

Esta canción no fue incluida en el disco The Joshua Tree ya que estaba completamente alejada del concepto que la banda buscaba. Así que, para seguir manteniendo parcialmente feliz a Ali, Sweetest Thing fue lanzada como lado B del sencillo “Where the streets have no name”.

 

Diez años después la canción fue rescatada y la banda regrabó el tema para sencillo promocional de su primer disco recopilatorio “The best of 1980-1990”.  La letra de Sweetest Thing tiene una gran carga de dulzura, y para endulzar más el asunto, el sencillo fue distribuido en Europa acompañado de un chocolate.   Alison Hewson pidió que las ganancias de dicho sencillo fueran donadas a la organización humanitaria Chernobyl Children’s Project International.

Y como cereza al pastel empalagado, el video clip promocional está grabado desde la perspectiva de Ali, apareciendo ella en primera instancia en el video.  Dirigido por Kevin Godley, el video nos cuenta de lo que ella es testigo y poder comprobar hasta donde su marido es capaz de pedirle perdón y que finalmente se reconcilien.  Hacen su aparición la Boy Band irlandesa Boyzone liderada por Ronan Keating; el boxeador Steve Collins, el hermano de Bono vestido de Chef, un grupo de danza tradicional irlandesa, una banda musical escolar, un camión de bomberos con hombres musculosos, los famosos cabezones que nos recuerdan al Zoo TV Tour, ¡¡¡un elefante!!!, zancudos, marionetas, pancartas pidiendo perdón desesperadamente, y corazones dibujados en el cielo.

Enserio me cuesta mucho trabajo creer que en verdad Alison siguiera enojada 10 años después del olvido de Bono, es innegable que las mujeres son realmente adorables y encantadoras, pero tienen 100 TB de memoria y difícilmente pasan por alto cosas así, y estoy 100% seguro que Bono jamás volverá a olvidar el cumpleaños de su esposa; y, por si las dudas ya que yo no soy ninguna estrella de rock, tampoco olvidaré jamás el cumpleaños de la mía.